La calidad constante importa en el amolado con husillo. Durante la abrasión y el deformado pueden producirse fallos, de ahí que las muelas abrasivas deban rectificarse en intervalos regulares. Además, las muelas abrasivas deben adaptarse a la geometría de cada nueva pieza de trabajo por medio de la rectificación.

Alfred Jäger GmbH ofrece todos los recursos auxiliares necesarios para un amolado impecable y eficiente: desde herramientas de rectificado rotatorias (para un rectificado "suave") hasta una exacta detección de fase. Mediante el proceso de rectificado adaptado es posible ejercer una influencia rápida y flexible sobre el proceso de amolado. De esta forma, la calidad del amolado permanece en el más alto nivel y no se producen fallos que interrumpen el desarrollo de la producción.